Alberto Barreras

Desde hace ocho años People Excellence utiliza la metodología del simulador de negocio, en empresas referentes del sector de la banca, seguros, energía e infraestructuras. Totalmente experiencial, esta metodología permite desarrollar la competencia denominada visión global.

Desarrollar la competencia visión global es fundamental para conocer el funcionamiento del negocio desde una perspectiva externa e interna. A nivel externo, se analiza el comportamiento del mercado y los competidores u otros agentes que pueden impactar en el día a día. A nivel interno, se analizan las principales áreas de funcionamiento de la empresa y los flujos de interacción entre ellas, viendo cómo impactan en los resultados de la compañía. Hablamos con Alberto Barreras para saber más acerca de esta valiosa herramienta de aprendizaje.

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, Albert Einstein

¿Cómo ponen en práctica todo esto los participantes del Simulador de Negocio?

– Los participantes, divididos en equipos, se convierten en los gestores de una compañía que compite en un mercado global simulado. Una de las claves es que cada participante adquiere un rol diferente al que desempeña en su día a día y se implica en la toma decisiones estratégicas para su crecimiento individual y en equipo. El objetivo es que salgan de su zona de confort y se pongan en la posición de sus compañeros con otros roles dentro de la organización.

Es, entonces, un aprendizaje práctico.

– El Simulador es una metodología de aprendizaje práctica. La jornada tiene determinadas píldoras teóricas relacionadas directamente con la visión global y la estrategia, que se van introduciendo a medida que avanza la simulación y son conscientes de entender el funcionamiento de la organización desde una perspectiva global.

El Simulador de Negocio, ¿se dirige a un colectivo específico?

– A priori, puede parecer que los directivos son el colectivo idóneo para poner en marcha el simulador, sin embargo, se obtienen resultados extraordinarios con mandos intermedios y técnicos con potencial que tengan responsabilidad sobre equipos y un flujo constante de interacción con otras áreas. Con directores se aporta un enfoque más estratégico, ofreciéndoles otras perspectivas, mientras que con mandos intermedios se trabaja principalmente el conocimiento y comprensión de la visión global.

Esta metodología permite desarrollar la competencia denominada visión global

Has hablado de estrategia, ¿cómo la definirías?

La estrategia está compuesta por muchos elementos, pero básicamente es “qué quiero ser y cómo quiero serlo”. Defino lo que quiero ser -la visión de donde creo que quiere llegar mi compañía- , y eso es lo que me permite establecer una serie de objetivos principales, estratégicos, que son los que van descendiendo poco a poco a la estrategia de la compañía y las diferentes áreas de la empresa . La estrategia es el punto al que queremos llegar. Gran parte del éxito de la simulación radica en que sean capaces de hacer una definición estratégica conjunta y la mantengan presente a lo largo de toda la jornada.

¿Y la visión global?

– En People Excellence la trabajamos desde tres clústers; decimos que es la capacidad para entender cómo el entorno influye en la estrategia de la organización, y a su vez, en la toma de decisiones de la operativa general del negocio.

¿Cuáles son los beneficios de esta metodología?

– Son múltiples porque la visión global con la metodología de la simulación es tan potente que les permite poner en práctica muchísimas competencias como el pensamiento estratégico, la toma de decisiones, la resolución de problemas, la planificación, la comunicación e influencia, el trabajo en equipo y el liderazgo.

¿Cómo se aplica luego a la realidad?

– Al finalizar la jornada, cada persona reflexiona sobre qué puede hacer para incrementar esa visión global, o cómo incrementando su visión global va a contribuir a una mejora de las interacciones con otras áreas de la compañía. Por lo tanto, los beneficios son muy concretos y tangibles desde el primer día.

Comments (1)

  1. El curso me encantó: ameno, organizado, dinámico y con buenas conclusiones. El juego está muy bien planteado y ayuda a gestionar múltiples variables al mismo tiempo: competencia, productos, mercados, gestión de recursos… Una buena «Visión Global». Lo que más me gustó fueron las conclusiones finales: escuchar a cada equipo su planteamiento y estrategia y conocer su enfoque a futuro. Enhorabuena por el curso y por cómo lo dirigisteis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.