Nuevos tiempos, nuevo liderazgo

Vivimos un contexto actual marcado por el continuo cambio, en el que están surgiendo nuevos modelos de trabajo y en el que la globalización y la digitalización de las empresas se hacen imprescindibles. Esto genera un gran reto para las Direcciones de Recursos Humanos, que deben lograr y desarrollar nuevos modelos de liderazgo que preparen a los líderes para impulsar las  organizaciones del futuro.

El 86% de los líderes de Recursos Humanos y de negocios citan al liderazgo como uno de sus desafíos más importantes. Sin embargo, solo el 6% de las compañías se sienten totalmente listas para abordar estos asuntos, únicamente el 10% se sienten cómodas con su programa de sucesión, y solo el 7% tiene programas para desarrollar líderes en la generación millennials.

Existen seis corrientes socio políticas que influyen especialmente en el liderazgo: digitalización, globalización 2.0, nuevas tecnologías, cambios demográficos, crisis medioambiental e individualización. Y para abordarlas, son necesarios nuevos estilos de liderazgo.

El liderazgo actual ha de evolucionar y facilitar los equipos diversos, formados por personas con visiones, ideas y formas de hacer diferentes y adaptarse a las nuevas generaciones cuyo compromiso está directamente relacionado con el estilo de liderazgo.

Entonces, ¿qué tipo de liderazgo necesitan las empresas en el contexto actual? Nos atrevemos a destacar cuatro aspectos clave a tener en cuenta:

  1. Rol. Los modelos actuales de liderazgo tienen mucho más que ver con el rol del líder que con sus habilidades
  2. Transformación. El rol del líder en la empresa es transformador. Su responsabilidad es influir en las personas y movilizar a la organización para hacer las cosas de manera diferente. Su figura ha evolucionado desde ejecutar (hacer) a conseguir resultados a través de otros (hacer hacer) y de ahí, a liderar y transformar (hacer que quieran hacer).
  1. Nuevas generaciones. El modelo de liderazgo tiene que ser adaptable y adaptado a las nuevas generaciones que se caracterizan por ser independientes, inconformistas y acostumbrados a la tecnología. El gran reto de RRHH será su atracción y compromiso, y este desafío está directamente relacionado con el estilo de liderazgo.
  2. Triple función. El líder hoy tiene que asumir tres funciones: la capacidad de liderar la organización (Leading Together), lograr el compromiso del equipo (Empowering the Team) y liderarse a sí mismo (Focussing on my Mindset). El liderazgo comienza en uno mismo, y sin autogestión emocional no podremos gestionar equipos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.