Gianluca Balocco, Socio Director de People Excellence

Gianluca BaloccoLa aparición de la Tecnología Web 2.0 hace un tiempo, se vio simplemente como un cambio tecnológico más aplicable a la vida personal que a la profesional: la interactividad de las personas con los sistemas había alcanzado el nivel de lo cotidiano; la facilidad del manejo (400 millones de usuarios de Facebook sin que nadie les enseñara a usarlo) empezaba a sorprender a propios y extraños y la tecnología libre a disposición de todos en Internet y con lenguaje atractivo (Rich Internet Application).

Sin embargo pronto la necesidad de estar conectado empezó a extenderse del ámbito personal al profesional. La generación “Y” fue la primera en demostrar que era  compatible conectarse a una red social en Internet durante la jornada de trabajo y rendir al máximo. Llevándolo al extremo, se preguntaban cosas tan obvias como:

¿Por qué una empresa puede tener una cafetería para todos los empleados en la que pasar un rato desayunando y departiendo amigablemente con los compañeros de trabajo y no se puede entrar en una red social con el mismo fin?…

Las generaciones anteriores obviamente no lo entendíamos (y algunos siguen sin entenderlo) ya que era algo inusual para nosotros, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría ni siquiera sabíamos lo que eran cosas como “twitear” o “crear un blog”.

Este desconocimiento fue uno de los principales escollos para dar paso a una nueva forma de trabajar, de compartir experiencias y conocimiento, en realidad una nueva forma de vivir la empresa.

Sin embargo desde hace un tiempo, los que pertenecemos a las generaciones anteriores, nos hemos empezado a dar cuenta de que esa nueva forma de vivir la actividad profesional bien explotada tiene sus ventajas: nos permite estar conectados de una forma ágil y sencilla en cualquier momento del día y en cualquier parte del mundo; favorece la comunicación a todos los niveles de la organización en la que trabajamos; da pie a la generación espontánea de ideas y nuevas formas de hacer las cosas, a todos los niveles de una organización empresarial; permite compartir conocimientos y mejorar la aplicación de los mismos en cualquier ámbito de una organización, siempre y cuanto todo ello se canalice por parte de la empresa de una forma adecuada y como en todas partes, bajo unas normas comunes de actuación y de convivencia. Estos y otros usos, ahora sí estoy convencido de que ayudarán a las organizaciones a mejorar y a optimizar sus resultados en una sociedad cada vez más tecnológica y avanzada.

SOCIAL MEDIA

Una de las aplicaciones real y directa que esta tecnología 2.0 ha tenido en la empresa de hoy en día es sin duda, como Red Social. Las tres principales dimensiones de aplicación se traducen en:

•          Social Networking: se utiliza para conectar personas. Un paso más en las Organizaciones. Ahora ya no sólo somos empleados, somos “expertos en alguna materia”, somos parte de un equipo de trabajo diferente a la estructura formal (P. Ej.: pertenecemos al grupo de Innovación),  tenemos muchas funciones y posibilidades de aportar conocimientos y formas de hacer más allá de nuestra responsabilidad jerárquica. Podemos participar y hacer partícipes a todos fácilmente.

•          Colaboración: si pertenezco a un grupo de trabajo, un grupo de expertos o simplemente de empleados con alguna afición, predilección o entretenimiento, por qué no compartir experiencias. Todo aporta, la empresa no sólo es trabajo es también relación, networking, es emoción, es nuestro día a día.

•          Broadcasting: participar en la empresa también se puede hacer a través de la creación. Grabar videos o podcast informativos, demos de procesos o procedimientos internos, crear con mis propias RSS o publicar blogs, son maneras de mantener a la organización viva y actualizada. Todos los empleados pueden participar y hacer partícipes al resto. Solo basta tener al alcance de la mano las herramientas para hacerlo. La empresa que facilite esta forma de trabajar, avanzará al mismo ritmo que el resto de la sociedad.

APLICACIÓN EN LA GESTIÓN DE PERSONAS

¿Qué relación tiene la tecnología con las personas?. Mucha más de la que en principio nos puede llegar a parecer.

Para la Gestión de Personas hemos descubierto nuestro mejor compañero de viaje. Hasta ahora todas las tecnologías 1.0 o unidireccionales nos permitían transmitir información y dar acceso a contenidos. Ahora con la tecnología 2.0 desde cualquier organización, podemos comunicarnos, interactuar, entender y ser entendidos.

La tecnología 2.0 nos permite llegar a todas las personas de nuestra organización, compartir con ellos todo lo que queramos y recibir un feedback al instante, gestionar el desarrollo profesional de las personas atendiendo a sus motivaciones y expectativas temporales, escuchar sus inquietudes, sus necesidades y hacerles partícipes de su propio destino profesional. Si alguien quiere crecer con la empresa, debe participar, involucrarse, comprometerse y la vía más fácil para hacerlo, es a través de esta vía de participación. ¿Cómo? A través de tres vías principales:

•          Social Learning: gestionar todo el conocimiento formal e informal generado a partir de las comunidades de expertos de nuestra organización.

•          Personal Branding: dotar a las personas de un espacio personal que les permita construir su “imagen de marca” lo que reportará a la compañía información muy valiosa sobre el potencial de sus empleados, capacidad de liderazgo, conocimiento técnico, implicación con la compañía.

•          Ingenio 2.0: herramientas de seguimiento y monitorización de la actividad de nuestros colaboradores que permiten la identificación de líderes sociales a través de su actividad y aportaciones a las comunidades.

¿Y CÓMO CONSTRUIMOS UNA RED SOCIAL EN NUESTRA EMPRESA?

 Primero. Ten en cuenta a la heterogeneidad de perfiles. La coexistencia de distintas generaciones en la organización, así como las diferentes culturales fruto de la globalización, hace necesario definir una estrategia adaptable, flexible y accesible para todos.

Segundo. Construye un Modelo 2.0 desde todas las perspectivas del negocio:

1.         Estrategia: Conecta tu modelo con la estrategia de la compañía y plantéate objetivos estratégicos medibles en el tiempo. Segmenta los colectivos intrínsecos a tu compañía y define matices de utilización de cada una de las herramientas a disposición de la organización. La matriz resultante será la base para el manejo del modelo.

2.         Procesos: Desarrolla procedimientos y métodos que institucionalicen la práctica del Social Media. Es un proceso más que debe aportar a la cadena de valor de la empresa. Si no es así, no lo implantes.

3.         Tecnología: Hay muchas posibilidades: Portales 2.0, Contenidos, Documentales, Learning Management Systems (LMS), herramientas ad hoc, social network forums, …etc..  Estructúralos para generar repositorios clasificados de conocimiento, canales de conocimiento, vías de implantación, modelos de actualización y de aportación de valor.

4.         Personas: crea la cultura o evoluciona la que tienes, comunica, comunica, comunica….genera las competencias, comportamientos y el liderazgo necesario para motivar a las personas hacia su uso, comunica, comunica, comunica. Si hace falta, utiliza recursos como Community Managers para darle vida al 2.0, pero no lo dejes. Si no lo tutorizas y no le das sentido de empresa, perderá su valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *